Crónica del concierto de Method Man

Martes 16 de marzo. Un día poco común para un concierto, pero allí nos dirigimos el equipo de HipHopMadrid a disfrutar del directo de uno de los Mc’s con más renombre internacional, Method Man. Ya estuvimos el año pasado, y dio un gran espectáculo, por lo que nadie quería perderse tal evento.

En su anterior actuación, prometió algo que no ha cumplido. Comentó que la próxima vez que viniese a Madrid, vendría con Redman a actuar, cosa que todos esperábamos con bastantes ganas, ya que si por separado el show es muy bueno, con los dos juntos en el escenario la cosa prometía bastante.

Lamentaciones aparte, acudimos a Getafe algo tarde debido a motivos laborales, por lo que no pudimos ver a ninguno de los grupos teloneros. A Isusko y Sbrv no les pudimos ver nada, y a Cilvaringz, tan solo vimos su último tema, y nos dejó con la impresión de haber ofrecido un buen directo. La sala, pese a ser el concierto en martes, tenía el cartel de entradas agotadas hacía varios días, presentando un lleno absoluto de gente ansiosa por ver a Method Man.

La multitud le recibió con una fuerte ovación, mientras alzaban sus manos formando una W, y decenas de móviles y cámaras grabando su entrada al escenario.

El sonido de la sala, como la mayoría de salas de Madrid, era bastante pésimo. Pese a ello, el de Long Island tiene carisma y tablas suficientes para sobreponerse a cualquier inconveniente.

Nos cantó temas míticos de toda su discografía, tanto en solitario, como con Redman o los Wu-tang, como pudieron ser Bring the pain, M.E.T.H.O.D Man, Hogh High, Tical o Da Rockwilder entro muchos otros. Tampoco pudo faltar su homenaje a amigos fallecidos como ODB, del que se cantó unos temas, como I got your money o Brooklin Zoo.

Al igual que en su anterior concierto en la Old School, Mef acabó tirándose varias veces al público, e incluso subiéndose de pie en las manos del gentío, además de irse poniendo gorras y sombreros que pillaba de las primeras filas del público.

Esta vez se paseó también rapeando por la barra mientras los que estaban en las zonas más atrasadas de la sala podían disfrutar del directo un poquito más cerca gracias a este gesto.

Tras algo más de una hora de concierto que no dejó indiferente a nadie, y tras tomarnos algunas copas de auténtico veneno (que para ser tan malas ya podrían ser más baratas), aquello se acabó, con la sensación de haber vivido un show realmente parecido al del año pasado, en el que pulió algunas cosillas como no abusar tanto del “when I say Wu-tang you say Clan“, (el año pasado lo usaba prácticamente después de cada tema) pero que nos hizo disfrutar a todos pese a los inconvenientes del sonido y pese a no haber venido con Redman. Un directo que no defrauda, cosa que si ha ocurrido con algún que otro miembro del tan afamado Clan, y que esperamos que vuelva pronto por España, a ser posible con alguno de sus compañeros de faena.

Podéis ver más fotografías del show en la galería.

Crónica por Styleman156

Fotos por Juan Álvarez

Los comentarios están cerrados.